Alguien dirá dentro de algunos años que en un día infausto a fines de abril de 2021, ante un mundo azotado por la pandemia de covid, un senador sorpresivamente comunicó una noticia patética(conmovedor, sorpresivo) era el senador Esteban Bullrich quien le contaba a todo el pueblo que tenía una enfermedad estremecedora, había contraído ELA Esclerosis Lateral Amiotrófica. Esta enfermedad producto de un proceso degenerativo de ciertas neuronas afecta el movimiento de músculos de la cara, de las manos y de los piés, siendo progresiva. Hay otras funciones que no afecta pero la medicina hasta ahora ha logrado crear drogas que solamente la ralentizan, la van frenando pero sobre las causas y la cura, todavía no se avizora una solución. Una noticia triste que devela cierta contingencia que tuvo el senador ante las sesiones virtuales cuando prefirió dejar una imagen fija de si en la pantalla y como no lo entendieron dio lugar a las chanzas clásicas sobre las que estamos mal acostumbrados.

Luego el senador dijo que tenía problemas para articular palabras, que tenían que empezar a aprender a hablar, hasta que cayó como una bomba su sinceramiento de esta enfermedad, ante toda la sociedad. Fontanarrosa y otras personalidades la padecieron se inclina más en el hombre que en la mujer y se calcula 2 enfermos cada cien mil casos. El senador viajará a Estados Unidos para saber más de este mal que nos aqueja a todos y que como el virus que se transformo en pandemia con millones en el mundo y más de 60.000 muertos en la Argentina nos demuestra una vez más..lo vulnerables que somo cuando la misma fuerza de la vida nos hace creer que somo invencibles.

Alguien algun día contará como termina esta historia, que se conoció cuando abril moría en el otoño de la tristeza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here