Cuando fui a la Universidad, unos meses me decepcionó la carrera que había elegido y dejé la Católica. Pero recuerdo algunos debates importantes que estribaban en el caso de lo que le ha sucedido al músico baleado, sobre si los que consumen droga, adictos deben ser penalizados o no. Media biblioteca dice que no, son enfermos por lo tanto hay que tener tolerancia y rehabilitarlos. La otra mitad que es la que se imponía en aquella universidad decía (hay un articulo de Rodolfo Mo sobre el tema) que deben ser penalizados y rehabilitados. Son muchos lo factores concurrentes sobre este incidente cuando una bala dispara la verdad. En primer lugar, aquella Corte Suprema compuestas por cortesanos ejemplares como Petrachi entre todos que los fueron echando porque eran “viejos” sostenían que el gobierno de Cristina dilapidaba recursos en cualquier cosa pero no construía centros de rehabilitación para los drogadictos. Pasó el tiempo y en el mar de la decadencia Argentina de lugar de paso se convirtió en centro de producción, consumo y exportación de la droga. Hoy los punteros políticos, se juntan con los barras bravas y les aparecen nuevos competidores en el desastroso hacer político argentino: los narcos. Creció exponencialmente la cantidad de consumidores, que están enfermos que necesitan atención y rehabilitación, pero el poncho, los hospitales no aparecen. Las cárceles argentinas son habitadas por presos que manejan la droga desde ahí.

Sobre este caso particular del músico baleado, podemos inferir que los políticos siguen el paso del elefante, un pasito para adelante otro para atrás. Porque Patricia Bullrrich quiso imponer el uso de las Taser, que sacude, contiene y deja inerme al agresor pero no lo mata. Le hicieron la vida imposible los garantistas, ahora le dan la razón y lo hacen inclusive funcionarios del gobierno nacional como Berni, ministro de seguridad. De acuerdo a la situación de inseguridad que vive la Argentina, sin políticas de estado, estoy de acuerdo con la penalización, contención y rehabilitación de los drogadictos. Pero los hospitales no están, la obra pública para por uno de sus peores momentos y se ha degenerado una mala suerte de deporte nacional: péguele al milico. Caso chocobar, como si no supieran que el delincuente que huye dispara desde sus espaldas indiscriminadamente y es tan peligroso como el que dispara de frente. Lo condenaron a Chocobar en contra de la opinión general de una sociedad que perdió la vecindad, la paz y solamente vive a la intemperie que brinda la inseguridad. Y como el afectado es “el chano”, músico mediático que tiene un brote psicótico, se pelea con la madre, llama a la policía, aparece con un cuchillo que parece una daga, todos opinan pero nadie estuvo ahí en el momento donde sale a agredir, a matar y un policía, habra que estudiar por qué dispara, lo cierto que ya está condenado porque prima el: peguele al milico!!.  Mal precedente porque los policías cada vez gatillan menos, los delincuentes cada vez estropean más a viejitos a la vista de todos y se levanta una nube enorme de polvo que sepulta la esperanza de pretender una sociedad normal..que se maneje con las normas. Pero quien es el afectado?..El Chano..un tipo que viene haciendo desmanes, desde siempre, desde que consume, salvandose de que lo linchen los vecinos luego de chocar varios vehículos, denuncias de maltrato, incidentes graves, porque no está en sus cabales. Se vuelve en contra de la madre, la madre se vuelve en contra de la policía y el periodista Msachessi sin saber un comino de lo que había sucedido, porque hay que estar ahí en el momento de adrenalina, instintos y precaución ante un enfermo fuera de control, sacó a relucir sus prejuicios, claro lo mejor es seguir con la tendencia, con la multitud pero lo mejor en este caso no es lo más bueno. No se actua sobre las causas, cada vez tenemos más consumo en consecuencia más mercado, más delincuentes, más muertos ante un gobierno y una sociedad que no tienen respuestas. Una bala dice la verdad, el herido no es uno de los millares de jovenes que fuman paco y se destruyen todos los días, es en cambio un musico con seguidores, que toma droga para autodestruirse y destruir a su entorno en un país donde todo vale..vale todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here