Ismael Bermúdez: “Con Alberto Fernández, las jubilaciones medias y más altas pueden llegar a tener una caída del 40%”

El periodista y economista habló en Modo Fontevecchia y explicó la pérdida del poder adquisitivo de los últimos años para este sector. Además, aseguró que la jubilación “va a estar muy por debajo de la inflación”. Mirá la entrevista completa.

El periodista y analista económico, Ismael Bermúdez, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y resaltó que “con Alberto, las jubilaciones medias y más altas pueden llegar a tener una caída del 40%“. A su vez, resaltó que “ANSES tiene un enorme déficit” y “el FMI dice que hay que bajar el gasto previsional “. La comparación con la gestión de Mauricio Macri.

el 10 de agosto se va conocer el índice de salarios y va a estar completa la fórmula de movilidad para el trimestre que arranca en septiembre. Por lo que dijo Sergio Massa, se va disponer de un bono, como los que se vienen otorgando con Alberto Fernández, porque el dato que podría llegar a anunciarse el miércoles, va a estar muy por debajo de la inflación y, por lo tanto, habría una pérdida jubilatoria importante y van a tratar de compensarla con un bono para los haberes más bajos.

La fórmula se va a mantener. Como está por debajo de la inflación, ya que no tiene garantías frente a la suba de los precios, dan un bono que no se integra al haber. Es por única vez y compensa, en parte, la mayor inflación.

¿Hay cierta hipocresía aceptando que, para corregir el déficit fiscal, los jubilados van terminar perdiendo?

El problema es muy serio. Los jubilados vienen perdiendo desde septiembre del 2017 porque, con la fórmula anterior, tuvieron aumentos inferiores a la inflación. En los últimos dos años del gobierno de Mauricio Macri perdieron 20% frente a la inflación. Luego vinieron los aumentos por decreto en el primer año de Alberto. Se hicieron de tal manera que la jubilación mínima recibió más que los haberes medios y los más altos. En ese año las jubilaciones aumentaron entre un 24 y un 35%, y la inflación fue del 36%. Quiere decir que las jubilaciones medias y más altas perdieron casi 9 puntos.

En el 2021 la fórmula quedó empatada con la inflación pero, como se corrige cada tres meses, dentro del propio trimestre había una pérdida jubilatoria muy importante. Allí también se otorgó un bono. Este año, en el primer trimestre, los jubilados recibieron un 12,13% y perdieron frente a la inflación. Luego les dieron un 15% y también perdieron, por eso recibieron un bono de 18 mil pesos para las jubilaciones más bajas. Ahora la fórmula jubilatoria estaría dando entre 15,5 y 16 por ciento, y perderían contra la inflación.

Lo que se ha producido en el curso de estos años es que, los jubilados de haberes más bajos, tuvieron una pérdida menor a los haberes medios y más altos, que perdieron como en la guerra. Perdieron 30% de su poder adquisitivo en los últimos cinco años.

Jubilados y pensionados: ¿cómo tramitar los créditos de ANSES de hasta 240 mil pesos?

Detrás de la pérdida, ¿hay algún propósito solapado?

Hay dos forma de bajar las jubilaciones. Una es la que aplicaron Cavallo y Patricia Bullrich en el 2001, que lo intentaron hacer nominalmente en el momento del estallido de la convertibilidad. La otra forma es dar aumentos inferiores a la inflación para bajar el gasto en seguridad social, que es lo que está pasando con Alberto Fernández.

De ese 30% que perdieron, ¿cuánto le corresponde a Macri y a Alberto Fernández?

Con Alberto, las jubilaciones medias y más altas pueden llegar a tener una caída del 40%.

Alberto Fernández

Entre la caída de Macri, más la que estimás con Alberto, ¿cuál sería la pérdida de la capacidad de compra de las jubilaciones medidas?

Puede llegar a estar entre el 35 y el 40%. Habría que hacer bien el cálculo fino porque faltan algunos datos. Con Macri, la caída fue del 19,5% y con Alberto vamos a tener una de más del 20%. El acumulado será de más del 40%.

Jubilados, pensionados y beneficiarios ANSES: ¿de cuánto será el aumento de septiembre?

Nuestra generación tiene un recuerdo de la jubilación basada en los aportes. Ese paradigma se rompió con la idea de que la jubilación es un derecho para todo el mundo, más allá de sus aportes. ¿Cómo se reparten esos fondos?

Todos los sistemas previsionales arrancan con un enorme superávit porque se incorpora una masa de aportantes, sin beneficiarios. Por eso se lo llama sistema de capitalización colectiva. Con ese superávit que hay al comienzo, bien administrado, debería dar rentabilidades para financiar la incorporación de los jubilados que van aportando.

En Argentina, con el enorme superávit de las cajas jubilatorias, el Gobierno tomó los fondos, les dio títulos de deuda y así se fue licuando el superávit de las cajas. Además, por parte de Cavallo hubo una reducción y eliminación de los aportes patronales, y el sistema pasó a ser más deficitario.

Con las AFJP, el sistema público perdió el equivalente a 8 mil millones de dólares. Ahora llegamos a esta situación donde se mezclan los pagos de jubilaciones, tanto para aquel que tiene 30 años o más de aportes, con aquellos que no tuvieron por desempleo e informalidades, y que se terminaron jubilando con las moratorias a igual título que aquel que aportó.

ANSES tiene un enorme déficit y eso tiene que ser financiado por rentas generales del Tesoro. El problema es que el FMI dice que hay que bajar el gasto previsional y, desde el Gobierno, la forma en que lo hacen es otorgando aumentos inferiores a la inflación, para disminuir del presupuesto público la partida destinada a seguridad social.

fuente perfil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí