Título que concierne en relación a declaraciones presidenciales augurando lo que se viene luego de haber hecho el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, con votos de la oposición y negación de los sectores Cristinistas/Camporistas/Putinistas.

El Fondo teme que la Argentina no le pague, ha hecho observaciones y habrá ajustes que no fueron tenidos en cuenta, hay problemas con la provisión del gas de la energía con la galopante inflación proyectada del 6% en marzo. Amigos Venezolanos pueden volver a su tierra, Maduro doblega la inflación y estabiliza las relaciones con Estados Unidos vendiendo petróleo gracias al carnicero ruso Pútin que mata indiscriminadamente niños, con misiles a escuelas, hospitales y geriátricos como objetivos militares. Gran aliado del Kirchnerismo ratificado por la adhesión de la vice presidenta argentina sobre la posesión de Crimea por parte de Rusia y la visita del presidente argentino a Putin dos días antes de que comenzara la guerra, elogiándolo y denostando las relaciones con Estados Unidos, quien firmó el nuevo acuerdo y provee la vacuna Pfizer, despreciada y difamada por el gobierno actual que optó por la sputnik, hazme reir en la actualidad por las tropas Covid que todavía siguen matando gente. En la semana que termina el Kirchnerismo ha seguido librando su batalla cultural apropiándose de los honores y símbolos sobre los derechos humanos, de los cuales ellos nunca participaron, fueron algunos víctimas hoy funcionarios y victimarios de la insurgencia en la Argentina que despertó al monstruo mayor.

De esta forma Lázaro Baez roba plata, tierras, bodegas, aviones, fondos del estado pero la cofradía K en cuyo frente marcha un pendejo multimillonario llamado Máximo Kirchner por instrucciones de Artemisa o gran hermana K, el 24 de marzo se afanó los honores del proceso a las juntas militares. Cuando lo único que se sabe de su estirpe es que el padre y la madre uso esa tragedia para quedarse con casas de quienes no podían pagar por la circular 1050 (indexación) y bajó dos cuadros decrépitos de militares que ya no existen. Mientras que la idea y las agallas para llevar a los militares a juicio tiene un solo autor político: RAUL AFONSIN.

Triste batalla cultural que empezó hace más de una década donde se trata de tergiversar la historia de los últimos cuarenta años, con la inspiración del matrimonio Laclau, quienes aconsejaron al kirchnerato que para permanecer en el poder siempre tienen que pactar con las bandas, permitir absolutamente todo (zafaroni) y buscar el enemigo perfecto. Hoy el enemigo es el débil y timorato presidente Fernández con quien discrepan no por el arreglo con el Fondo Monetario, eso es para la tribuna, la bronca que tiene Artemisa es que las causas en su contra cada vez la complican más y si bien por su edad nunca estará encanada, posiblemente veamos algún día en su casa del Calafate pero con un bipper controlada para que no se dispare ni a la panadería.

La oposición está embarullada, porque tiene muchos candidatos novios para el 2023, ya que las encuestas pronostican lo que todo sabemos inclusive Cristina sin jugar ya sabe que el partido por la presidencia por parte de su grupúsculo está irremediablemente perdido y la aterra que Fernandez este a casi dos años del final con un país en llamas.

Y aqui termina la serie, el presidente comienza una nueva batalla ahora con todo el kirchnerato en contra y con la ayuda del arreglo con el fondo para que la Argentina no cayera en default y un cheque de 10 mil millones de dólares en el bolsillo del banco central. La cosa está que arde en un pais que lo tiene todo y sigue con el correr de los siglos convirtiendo la abundancia en carencia, mentira y tragedia. Doña rosa, hoy quiere hacer fideos, pero el tomate y el morrón están por la estratósfera, mientras una voz que viene producto del espanto que crearon estos bandidos nos martiriza: ¡cachá esta onda…se acabó la sopa!. Ya viene el odontólogo, relajese. Ojos que se salen de la órbita..quien es con esa sonrisa satánica?..ese mismo Hector J Cámpora…¡abra la boca por favor!.

JC MALIS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí