No es original el título viene de una película sobre el funeral de una persona que termina siendo un carnaval, de ahí el ingenio del título. Insiste el presidente en cometer errores por su impolítica y porque todo lo que hace está condicionado por el accionar de la vicepresidenta de la nación. Mientras se velaban los restos de Maradona, ella almorzaba en la Casa Rosada y de ahi se impartía la decision de echarla la culpa a larreta por el arremolinamiento de los barras bravas que no respetan vallas, alambrados ni el órden ante un velorio que el mismo Maradona hubiera criticado. El jefe de la ciudad autónoma esta agradecido de estas manipulaciones kirchneristas porque lo siguen subiendo en las encuestas, mientras que el pobre presidente que hoy tiene la Argentina no sabe hacia donde disparar, primero le echó la culpa al gobierno de la ciudad no previendo que se iba a filtrar el descontento que tuvo el gobierno nacional con Fendrich, mujer que nadie sabe porque permanece todavía como ministra si su lugar con suerte no debe ser otro que en algun claustro universitario. Todos sabemos que la orden de terminar antes el velatorio fue una imprudencia de la familia Maradona, pero la orden de cortar la cola la dio el gobierno de la nación, y ahora Fernández acusa a los barras bravas. Un desastres, un esperpento que nos muestra tal cual somos y que se puede ver en la tapa de dos diarios de EE UU con las fotos del muerto en el cajón..¿podemos ser tan cholulos?. Si lo somos. Mientras tantos el gobierno nacional que dice estar luchando por la vida en esta pandemia con mas de 37.000 muertos, ahora nos demuestra que no sabe organizar ni siquiera un velorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here