HABLAR O REBUZNAR.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof en un acto oficial, defendiendo el lenguaje inclusivo, por ejemplo en vez de queridos para quedar bien con todos habría que decir “querides”, dándonos el derecho al sarcasmo que cuando deba referirse a los estudiantes, pueda decir estudiantos, estudiantis, estudiantus!!!!, incitó a los alumnos de una escuela que España no tiene valor para decirnos cómo debemos hablar, obviamente se refiere a la RAE, real academia española y los instó a que sean libres y se rebelen, entonces que hablen como quieran, como más les gusta.

No se si el gobernador estaría defendiendo a Gabriel García Márquez, cuando sostenía que hay que agregar cualquier neologismo, y dejar que se prostituya el lenguaje de la calle porque expresa a la sociedad. No se si el gobernador de Buenos Aires entiende algo de realismo mágico  y habrá leído algo de la obra del Nobel de literatura. Quizás pertenezca a cierta escuela de psicología que sostiene a las malas palabras como las mejores en expresar los pensamientos más profundos. Por ejemplo esta escuela tiene gradientes: una mujer de la alta sociedad dice: permiso voy a hacer pi pi!!. Una dama de la clase media dice, permiso voy a orinar!!y desde el lenguaje más vulgar, diría, permiso me voy a echar una meada!!. No se qué autoridad cultural tiene un gobernador para incitar a la rebeldía de los chicos, cuando él en vez de “haya” dice haiga!!.

Convengamos que el lenguaje es uno solo, el castellano es riquísimo y nos enriquece mientras mejor lo manejamos para expresar nuestros afectos, clamores, amores y defender nuestras convicciones, en los debates, deliberaciones o para crear y recitar un poema. El lenguaje, la palabra es la que nos distingue. Ahora bien, en las pruebas que le tomaron a los alumnos de las escuelas del país, el resultado es que después de la pandemia, nuestro chicos siguen teniendo mala interpretación de textos, bajaron el puntaje en el lenguaje y en matemáticas. Es en lo que debiera estar preocupado un gobierno que ha ideologizado la palabra en la batalla cultural que comenzó Néstor Kirchner cooptando artistas, pseudodefensores de los derechos humanos, empresarios, presos, politicuelos, constitucionalistas, colonizando todo, hasta algunos curas. El razonamiento deductivo nos lleva a creer que a menos conciencia, menos pensamiento, menos capacidad de expresión, menos lenguaje, menos palabras, banalización cultural hasta el punto que así, desapareció el imperio romano, por ejemplo.

Sobre este tema que defiende un gobierno como si no tuviésemos problemas los argentinos que hoy si no ganamos 100.000 pesos, ya somos pobres porque la inflación, la falta de reservas, y el desprestigio presidencial en el mundo nos está devorando. Recordé a Juan Filloy escritor Riocuartense, atravesó tres siglos, se carteaba con Sigmund Freud y tenía en su vocabulario un manejo aproximadamente de 70.000 palabras. El castellano hoy debe andar por las 100.000. Y me puse a pensar sobre una palabra que la leí tomando un café en la confitería del Alkázar, una mañana, en la que Filloy admiraba.

Hoy he buscado esa palabra y google  si bien la conjuga como verbo no dice nada o es muy pobre lo que dice sobre ella. Entonces me fui a un diccionario que tengo desde hace 20 años y no me satisfizo. Acudí a otro de sinónimos y antónimos y no aparece esta palabra. Apesadumbrado debi recurrir a un diccionario de dos tomos que me regaló un hermano en el año 1966. Busqué la palabra pero antes escuché el reproche de los dos tomos: ¿viste Juan Carlos, nos creías muertos, nos tenes como reliquias olvidadas, es cierto estamos amarillos, pero un día ibas a volver a nosotros!!!!. Y asombrado me encontré que estos diccionarios que van camino a los 60 años, describen exáctamente el significado de tal palabra que Filloy admiraba. Benditos, porque están más adelantados que el futuro, son más originales y auténticos..aunque peinen canas y estén surcados de arrugas!!!.

Esta es la palabra querido gobernador Kicillof: AVILANTEZ. que significa ATREVIMIENTO, AUDACIA, INSOLENCIA. Una maravilla digna del elogio de Filloy, porque resume lo que muchos quieren decir y no pueden. Imaginen, insolente cuántas acepciones tiene, para uno y otro lado…atrevimiento, ser atrevido para un lado y para el otro y audacia..ser audaz en esta vida que nos vive tirando desafíos. Una palabra que es todo acontecimiento, es la que invita a que no seamos tibios, y a que seamos rebeldes como pide el gobernador, pero con estatura. Acaso esta palabra no es la traducción de alguien que decía hace unos años a los jóvenes…¡hagan lío…hagan lío!.

Cada uno se expresa como puede, de acuerdo a los términos que vienen de su propio lenguaje, por ejemplo el burro, rebuzna, pero no ha perdido la palabra!!!!.

JCM.

4 COMENTARIOS

  1. ¿Ha pensado alguna vez en escribir un libro electrónico o ser autor invitado en otros sitios web?
    Tengo un blog centrado en las mismas ideas que usted discute y quisiera
    Realmente me gustaría que compartieras algunas historias/información. Sé que mis espectadores apreciarían
    tu trabajo. Si estás aunque sea remotamente interesado, siéntete
    libre de enviarme un correo electrónico.

  2. Buenas tardes! ¡Muchas gracias! No me gustó, pero de todos modos compartiré este enlace https://telegra.ph/Reduslim-06-30 Y también me gustaría añadir – “Este alimento aparentemente inocente está casi siempre cargado de azúcar añadido. De hecho, la mayoría de las empresas utilizan sinónimos o palabras alternativas para el viejo ‘azúcar’ para disfrazarlo. ” nos dice Lisa Hayim, dietista titulada y fundadora de The Well Necessities en 37 Worst Breakfast Habits for Your Waistline. Y tiene razón: Si eliges una taza de cereales de maíz orgánico Kashi Indigo Morning en lugar de ¾ de taza de granola de arándanos, espelta y lino Kashi Organic Promise, reducirás 160 calorías en tu desayuno.

  3. Realmente me llama la atención que sobre un artículo de lenguaje, el lector mezcle los tantos y termine dando una receta de cocina que termina con menos calorías. El artículo habla del gobernador de Buenos Aires que en realidad rebuzna, porque no maneja bien el castellano y se arroga el derecho de aconsejar a alumnos que hablen lo que quieran y como quieran. Y le pongo el ejemplo de Juan Filloy que hablaba 70.000 términos elogiando la palabra Avilantez/atrevido, audaz, insolente. Raro que banalice y mezcle de esta manera un comentario. Puede no gustarle y está en su derecho; pero me lleva ahora a preguntar, ¿quien es el burro?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí