Parece una novela pero no lo es, es la patética realidad que viene con asombro de la carrera hacia la fortuna de Baez que empezó como empleado bancario con un renault 12 y de forma ilegal, haciendo negocios con plata el estado que venía de los gobiernos del kirchnerato llego a amasar una fortuna superior a los 3 mil millones de pesos equivalente a unos 205 millones de dólares y lo que todavía no se conoce porque puede ser un topo que este escondiendo infinitamente mas de lo que se le descubrió. 12 años de carcel más el encarcelamiento de hijos y complices nos dicen dos cosas: todavía hay en la argentina periodistas y jueces valientes. Porque la figura de Jorge Lanata como el máximo responsable de esta obra de descubrimiento siguiendo la ruta del dinero K merece una estatua indudablemente que dignifica al periodismo mundial y que todavía hay jueces en los que se puede creer, son los que sentenciaron a toda esta cafila de delincuentes que hacían y contaban dinero obscenamente que no les correspondía. Políticamente es un golpe durísimo para la vicepresidenta de la nación que como dice el mismo Lanata, corre por la arena es decir, hagan lo que hagan, quemen comodoro Py, saquen y pongan, con este veredicto es ostensible que la Historia se levantó del recinto porque cayó en la cuenta de que ya no la podría absolver. Paso importante que ante el covid de la corrupción, se recupera y cobra aire el pulmón legítimo, legal y axiológico de la República.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here