Que El Papa salude a Isabel Perón en su cumpleaños número 90 no dice nada o dice mucho. Por que es el mismo telefóno conjetural que llamó a Bonafini o a milagro salas a través de un Rosario. Francisco le llama a la viuda de Perón por llevar una vida muy católica. Y Alfonsín cuando ella lo visita para felicitarlo por el triunfo ante el peronismo, le condonó una deuda de 9 millones de dólares, por una actitud sospechosa. En fin podríamos decir que entre políticos Papas y ex presidentes se entienden. Pero quienes hemos padecido el gobierno de esta mujer, perdón, el desgobierno, con la compañía del brujo Lopez Rega, sabemos que fue el peor gobierno que ha tenido la democracia argentina. Una mujer que increíblemente Perón la deja al mando del país, ya que era vicepresidenta, pero que durante su gestión se crea la triple A al frente estaba el brujo, que causó mil asesinatos entre tantos estaba una de las víctimas el hermano de Frondizi. El Rodrigazo destruyó la débil economía, del cual todavía no nos recuperamos. Polémico lo de Francisco que siempre nos recuerda que quizás se quedó en su atuendo político de Bergoglio. Lo cierto es que cada vez que suena el teléfono o hay un mensaje a través de sus testaferros, o le envía  alguna estampita que viene del pontífice en vez de acortar, profundiza la brecha entre los argentinos. Isabel Martinez de Perón ha cumplido 90 años y recibió un llamado del Papa, al que le ponemos el oído todos los argentinos. Y ahi está en su casa de Fray Bentos en Uruguay, en el fondo cuando el crepúsculo apaga el día, nos mira desde dentro de una habitación, don Funes quien con su memoria prodigiosa, nos recuerda que a este llamado tampoco lo va a olvidar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here