Jamás hubiésemos pensado, aunque lo debiéramos haber SUPIDO que la provincia del Chaco estaba gobernada por un teócrata, devenido de del islamismo radicalizado iraní y no es otro que Allatolah Jorge Capitanich. Este sacerdote, místico hace unos días advirtió: los pecadores no me han votado en las Paso, ojalá reflexionen y se conviertan, para que en las generales vuelvan al redil y me voten, o mejor dicho voten a mis candidatos de lo contrario les espera el infierno, como pecado mortal porque no optar por el Frente de todos.

Asustados, los fieles absorbieron el temor de sufrir los efectos de las llamas eternas del averno en consecuencia, El allatolah Jorge Capitanich pudo ganar las elecciones en su provincia por pocos puntos, no importa, lo cierto es que este teócrata logró captar los votos necesario y salvar muchas almas.

LA TEOCRACIA ESTUVO PRESENTE AUNQUE ESTE TEÓCRATA QUE TIENE AL CHACO SIN AGUA, NO ES MÁS QUE UN TEÓCROTO INVENTO DE LA POLÍTICA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here