Sebastian Villa, golpeador, se llama la tipificación maltrato de género. Todos vimos como su mujer aparecía denunciandolo con el labio partido, la cara llena de machucones y admitiendo que se ponía mal y entraba a pegar. Pasaron meses y en vez de estar preso en un país donde muere una mujer por violencia cada 26 horas, o deportarlo, está jugando con la camiseta de Boca contra Newells, que paso?. y hay dos jugadores más que estan denunciados por violencia de género y estan jugando en el campeonato local. Cual es el privilegio, cual es la prerrogativa?…que es un jugador de fútbol y tiene coronita?. Pero la institución, asi resguarda los derechos de la mujer cuyo vicepresidente Mario Pergolini fue partícipe de una traición que le hicieron a la sanjuanina Beatriz Salomón, que le costó el matrimonio, la infelicidad y finalmente la muerte!!!!. Hay que retroceder el tiempo, volver a 1810 y nacer de nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here