la Anses intimó a más de 200 jueces y fiscales para que concluyan sus trámites jubilatorios. Gran parte de los mismos se iniciaron masivamente después de la reforma impulsada por el presidente Alberto Fernández del sistema previsional de la Justicia, hace un año. A la fecha, según confirmaron fuentes oficiales, la ministra Marcela Losardo aprobó 45 jubilaciones de jueces. Pero el éxodo de magistrados podría acelerarse luego del pedido del organismo de la Seguridad Social.

La reforma previsional para jueces y fiscales que impulsó el inicio de mucho de los trámites jubilatorios, dispuso el incremento del 12% al 18% de los aportes adicionales de los jueces y el cálculo del 82 % móvil sobre un promedio de los sueldos -actualizados- de los últimos diez años (120 remuneraciones), y no sobre el último haber. Por otro lado, se extendió la edad jubilatoria para los varones a los 65 años, de manera progresiva.

A cuentagotas, la merma de magistrados no se detuvo. Incluso en medio de la pandemia por el coronavirus continuaron las renuncias en el Poder Judicial motivadas por la reforma al sistema previsional del sector. La cifra de funcionarios que pidieron su jubilación hasta abril de 2020 ascendía a 65 entre jueces, fiscales y defensores oficiales. El número continuó incrementándose a medida que ingresaban los trámites al Ministerio de Justicia.

La discusión posterior será cómo se cubrirán estos cargos y a qué vacantes se les dará prioridad, considerando que antes de esta situación ya existían más de mil cargos de juzgados sin titulares en todo el país.

La cifra de jubilaciones cuyo trámite está concluido se acerca a la mitad de las vacantes que había calculado la propia ministra Losardo, que sostuvo que el cambio del sistema jubilatorio generaría una “sangría” de 150 cargos.

En total, según confirmaron fuentes oficiales a Clarín, ya se firmó la jubilación de 45 jueces nacionales y federales. Muchos trámites quedaron que habían sido iniciados quedaron detenidos.

Con el correr del tiempo, el número sigue creciendo. Ahora, la ANSES intimó a 200 jueces y fiscales a que concluyan sus trámites jubilatorios. “Son jueces y fiscales que presentaron ellos mismos su pedido de jubilación y no terminaron el trámite”, indicaron desde la Casa Rosada.

La intimación del organismo de la Seguridad Social, es para que definan “si se quieren jubilar como ellos mismos lo pidieron o retirar la carpeta”, señalaron ante la consulta de Clarín.

La cobertura de los cargos vacantes presenta otro escenario complejo, ya que antes de la reforma jubilatoria ya se encontraban vacantes 1.073 cargos de jueces federales en todo el país.

A su vez, el Ministerio Público Fiscal tiene 140 cargos sin cubrir. Incluso, aún no está cubierto el cargo del Procurador, ya que Eduardo Casal se encuentra como interino. El Gobierno espera que el Congreso apruebe el nombramiento del juez Daniel Rafecas para ese puesto, cuando se reactive la actividad legislativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here